Artículo: Claves para comprar una vivienda, ¿por dónde empiezo?

/blog/Asesoria
2018-06-07

En este artículo te queremos dar algunas claves que son necesarias conocer si estás pensando en adquirir un nuevo hogar.

No debemos olvidar que un hogar es algo más que una vivienda, por esa razón debemos prestar mucha atención a estos puntos:

1. Qué tipo de vivienda nos gusta

Lo primero que tenemos que tener claro es el tipo de vivienda que queremos tener, acorde a nuestros gustos y necesidades presentes y futuras. No podemos olvidar que una vivienda es una inversión a largo plazo y por lo tanto, debemos pensar muy bien qué queremos antes de tomar una decisión que difícilmente tendrá marcha atrás.

2. Características

Normalmente quien decide comprar una vivienda, ha visitado una infinidad de viviendas o departamentos antes de tomar la decisión final. En www.enlacenorte.cl podras conocer todos estos detalles sin moverte de tu escritorio

3. Orientación

Este pequeño detalle que en ocasiones pasamos por alto puede tener repercusión en nuestro bolsillo en el largo plazo. Por ejemplo, una vivienda cuyas habitaciones dan todas al exterior dispondrá de una mayor luminosidad y gracias a esto podremos ahorrar en la boleta de electricidad. Por otro lado, una vivienda que además de exterior sea soleada nos puede permitir ahorrar en calefacción.

4. Dónde queremos vivir

Aunque a priori parezca que esto no tiene importancia lo cierto es que conocer el entorno de nuestra futura vivienda es imprescindible para saber si la zona se ajusta a nuestro ritmo de vida o necesidades.

Navega por nuestro mapa y conoce los proyectos disponibles por su ubicación (haz clic sobre la imagen y revisa toda la oferta de inmobiliaria disponible en la región)

 

Aunque parece algo obvio no viene mal recordar que es importante reflexionar cuál es nuestra situación personal a nivel económico antes de lanzarnos a la aventura de comprar una vivienda.

1. Valoración

en este sentido lo más importante es valorar posibles escenarios futuros, especialmente aquellos vinculados con la estabilidad laboral.

2. Disponer de ahorros

Al menos con los suficientes para afrontar los gastos que puede generar comprar una vivienda y que no son financiados por las entidades bancarias. Nos estamos refiriendo a los gastos de impuestos, notaría y formalización de escrituras.

3. Respecto al precio, pago y gastos de la vivienda

Este tipo de cuestiones quizás sean las más críticas y las que más quebraderos de cabeza nos provoquen. Por esa razón también es importante contar con profesionales que nos proporcionen un buen asesoramiento para evitar problemas.

 

 

Fuente: blogdelosanillos.es