9 Consejos para pedir un crédito hipotecario

2017-06-07

Considerando que las tasas de interés de los créditos hipotecarios están más bajas y, según datos del Banco Central, se situaron en abril en 3,42% -el menor nivel en 13 años- parece un momento propicio para comprar un inmueble. Sin embargo, como destacan los especialistas, es necesario evaluar todos los aspectos de una fuerte inversión que podría durar entre 20 a 30 años.

Para Yocelin Godoy, gerente de AxionBank de Grupo Axion, asesores inmobiliarios, “es un buen momento para pedir un crédito hipotecario y aprovechar este tipo de bajas antes de futuras alzas”. Pero esta ventaja no anticipa un crecimiento explosivo en las ventas de viviendas, como explica Bernardo Echeverría, presidente del Comité Inmobiliario de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). “Hay una leve tendencia al alza, sostenida por la baja de las tasas y también porque aún hay viviendas en venta sin IVA, pero se debe tener en cuenta que se ha creado en el país menos trabajo formal que informal y en este último grupo es difícil acceder al crédito”, dice.

Ahora bien, si se tiene estabilidad laboral, se podría aprovechar el momento y el asesor financiero y académico de Escuela de Comercio, Ricardo Matas, explica que el lugar más conveniente para solicitar un crédito es “donde el deudor tenga relación comercial, dado que conocen su historial”, aunque siempre llama a cotizar.

Tanto Godoy como Matas creen que también es un buen momento para prepagar o repactar estos créditos. “Permite disminuir la cuota mensual o los años en que iba a ser pagada la deuda”, dice Godoy, quien añade que, en algunos casos, se puede disminuir el pago mensual en un 40%.

Mientras Matas señala que “conviene prepagar durante la primera mitad del tiempo del crédito pactado”, ya que ahí se concentra el grueso de cuotas de intereses.

Incluso, “si la entidad financiera original cobrara intereses adicionales o algunas cuotas de dividendo extra, como desincentivo para el traspaso de la deuda a otra entidad, podría resultar igualmente conveniente para el deudor”, dice.

Consejos:

La consultora inmobiliaria Grupo Axion entrega algunos consejos para guiar a quienes planean solicitar un préstamo hipotecario para adquirir una propiedad.

Tomar la decisión con tiempo: Un crédito hipotecario es una deuda que se asume por un largo período, por lo que debe ser una decisión pensada y analizada seriamente.

Siempre cotizar: Es preferible comparar entre varias instituciones, además de la tasa de interés, el costo total del crédito y valor dividendo. Cabe recordar que además de los bancos, hay mutuarias, cooperativas y cajas de compensación que hacen préstamos de este tipo.

Tener una pre aprobación bancaria: Es importante que la gente sepa primero cuánto le prestará el banco en el supuesto de querer comprar una propiedad para luego salir a buscar con certeza y claridad.

Bajar la línea de crédito y cerrar la mayor cantidad de tarjetas: Las entidades financieras ven el cupo disponible de la línea de crédito y de las tarjetas como potencial endeudamiento de los solicitantes. Y cuando calculan el monto a prestar, restan la cantidad disponible en ambos productos.

No tener créditos de consumo: Estos créditos restan puntos al evaluar la capacidad de endeudamiento y las entidades financieras podrían aprobar un crédito hipotecario menor al solicitado.

Mantener un buen comportamiento financiero por un año: Las entidades analizan todo el historial bancario de hasta dos años antes de que se solicite el crédito hipotecario, por lo que tener un comportamiento financiero correcto por un año puede facilitar el acceso a un crédito.

Contar con algún tipo de patrimonio: El banco evalúa el patrimonio cuando le solicitan un crédito hipotecario, por lo que las deudas no pueden ser mayores a él. Por el contrario, el poseer patrimonio y no tener deuda alguna ayudará a que el monto del crédito sea mayor.

Contar con ahorros: Los bancos suman los ahorros como activos y esto demuestra que el sueldo alcanza para vivir y para ahorrar. Consecuentemente, el banco entiende que la persona es competente a la hora de pagar y que tiene capacidad de endeudamiento.

No tener ocupada la línea de crédito: Al ver que la línea de crédito está utilizada el banco entiende que el sueldo no es suficiente para cubrir las necesidades del solicitante, por lo que éste, probablemente, no calce con el perfil de cliente al que se le daría un crédito hipotecario.

Fuente: lahora.cl