La calidad de vida urbana en el Norte de Chile

2017-05-23

El índice de Calidad de Vida Urbana 2017 fue elaborado por la Cámara Chilena de la Construcción y el Núcleo de Estudios Metropolitanos de la Universidad Católica. Mide las condiciones de vida de la población a partir de las actuaciones y dinámicas de transformación del espacio urbano en 93 comunas, evaluadas en 6 dimensiones: Vivienda y Entorno, Salud y Medio Ambiente, Conectividad y Movilidad, Condiciones Socio Culturales, Ambiente de Negocios y Condición Laboral.

Dentro de los 10 primeros lugares se encuentran algunas comunas de la Región Metropolitana como Las Condes, Vitacura, Providencia, Lo Barnechea y Ñuñoa, sin embargo, las regiones no se quedan atrás, teniendo representantes como Punta Arenas y Puerto Varas en la cuarto y quinta posición respectivamente, así como también Castro, Valdivia y Concón unos puestos más abajo.

En el Norte de Chile los resultados diversos, teniendo comunas con cifras positivas y otras más desalentadoras.

Arica, por ejemplo, se encuentra en penúltimo lugar de las capitales regionales con un índice de 38 puntos, por debajo del promedio nacional de 42,9. La dimensión mejor evaluada fue Conectividad y Movilidad con 51,4 puntos y la peor, Ambiente de Negocios con 16,1. Pero no todo es negativo, en la escala nacional la comuna se encuentra en el lugar 64, subiendo 12 puestos con respecto al año anterior.

Dos de las localidades con resultados más polémicos son Iquique, con 31,1 puntos, y Alto Hospicio con 33,4. Ambas se encuentran dentro de las 16 comunas donde peor se vive, compartiendo el negativo ranking solo con comunas de la Región Metropolitana como Estación Central, Lo Prado y Lo Espejo. Los aspectos a destacar son las Condiciones Laborales en Alto Hospicio, con 47,4, superando el promedio nacional de 45,1 y Conectividad y Movilidad en el caso de Iquique, donde obtiene 51,7, arriba en 7 puntos de la media del país.

En el número 50 nos encontramos con Antofagasta, que sufre drástico retroceso en relación al año anterior cuando se encontraba en el lugar 28 del ranking, y aún más en comparación al 2015, cuando obtuvo el puesto 11 de la lista. En el ítem Ambiente de Negocios, Antofagasta descendió de 40,5 puntos el año 2016 a 32,6 el 2017. En Conectividad y Movilidad el retroceso fue de 69,9 versus 56,9, mientras que en Salud y Medio Ambiente la baja fue de 53,3 a 38,1.

Por otro lado, hay resultados positivos para Calama, que saltó del lugar 70 al 45, liderando el ranking nacional en Condiciones Laborales con 77 puntos, cuando la media nacional es de 45,1. Otro punto a destacar es Conectividad y Movilidad con 60,1 puntos mientras el promedio del país es 44,7. Para mejorar, Vivienda y Entorno es su índice más bajo, donde solo alcanzó 16,3.

Copiapó y Vallenar se ubican en el rango promedio a nivel nacional, ocupando los puestos número 36 y 47 respectivamente, bajando seis lugares la capital de Atacama y subiendo la misma cantidad de puestos la principal ciudad de la Provincia del Huasco, con respecto al 2016. Sus variables más bajas son: Ambiente de Negocios y Condiciones Socio Culturales.

El estudio trajo buenas noticias para Coquimbo, La Serena y Ovalle, gracias al ascenso en la posición de las 3 comunas en relación al año pasado. La Serena pasó del 24 al 20, Coquimbo del 38 al 41 y Ovalle, uno de los casos que más sorprendió, pasando del 69 al 44. En tanto, la conurbación La Serena-Coquimbo revirtió la caída del 2016, pasando del sexto al cuarto lugar. Sin embargo, para el gremio estos datos no han sido del todo satisfactorios, porque significa un estancamiento desde el año 2013. En el caso de Ovalle el panorama es positivo, siendo la única de las 3 comunas que ha tenido un crecimiento sostenido.

Entra acá para ver el estudio completo: Índice de Calidad de Vida Urbana 2017