Artículo: Un nuevo barrio industrial para La Serena, las claves del sector empresarial

/blog/Noticias
2018-01-25

Contempla una primera etapa de 7 hectáreas divididas en 13 terrenos, con una inversión cercana a las 32 mil UF, es decir unos $857,4 millones. Este nodo forma de una oferta más global disponible en la región, ya que Coquimbo ya cuenta, desde hace 21 años, con el Parque Industrial Chañar, además de varias otras alternativas de centros de logística para empresas, como el edificio Centro Empresarial, ligado a Pablo Bracchitta.

Un nuevo barrio industrial para empresas interesadas en invertir y hacer negocios en la región se está gestando en La Serena, específicamente a 11 kilómetros de la salida norte de la ciudad, en el sector de Juan Soldado.

El proyecto, que está contemplado en el plano regulador de la urbe hace más de una década, está siendo desarrollado de la mano de la empresa Santa Elvira, ligada a la familia Silva, grupo que mantiene negocios avícolas, agrícolas y de transportes en la región.

Así lo detalla Alejandro Silva Romero (padre), quien comenta que la iniciativa de este nodo empresarial se gestó durante la administración de los alcaldes anteriores de La Serena, quienes dejaron dentro del plano de la ciudad, un sector de terrenos destinados a un barrio industrial. “La importancia de generar este tipo de sectores empresariales en La Serena es muy importante. Por muchos años la ciudad no ha tenido un espacio así. Por eso la decisión del municipio, que de la mano del alcalde Raúl Saldívar, definió terrenos con este fin en la zona norte de la ciudad”, dice Silva, quien agrega que incluso la municipalidad otorgó el 50% de patente a los que se instalen en el nuevo barrio como medida de apoyo.

“Es un beneficio no menor, la mitad de la patente será gratis para los que se instalen aquí con sus oficinas y centros logísticos”, sostiene Silva.

LA PRIMERA ETAPA CONTEMPLA 13 TERRENOS

Con todo, Santa Elvira dio el inicio oficial a la construcción de la primera etapa del barrio industrial hace poco más de un mes. Se trata de un terreno que tiene en total 20 hectáreas, y la primera etapa considera establecer alrededor de 9 hectáreas como centro empresarial, con una inversión inicial de 32 mil UF, es decir unos $857,4 millones.

Según Alejandro Silva, la fecha de construcción es de un año y medio como máximo y esperan para 2019 estar operando. “Las nueve hectáreas se dividirán en 13 terrenos, de entre 3.300 metros cuadrados y 3.500 metros cuadrados cada uno. Son de tamaño relativamente acotado, porque también apuntamos a pequeñas empresas, la idea es que las Pymes también se puedan instalar aquí”, sostiene el empresario.

El modelo de negocios será la venta (no el arriendo de terrenos), y el valor fluctuará alrededor de 2,5 UF el metro cuadrado, precio que incluye un terreno con luz y agua. Así, se podría estimar que un valor de un sitio de 3.300 metros cuadrados podría estar en el rango de los $221 millones.

VENTA EN VERDE ESTÁ EN MARCHA

Según explican desde Santa Elvira, una vez que los sitios estén listos, se entregarán separados unos de otros con panderetas y cada locatario podrá construir lo que estime necesario para sus operaciones, como galpones u oficinas inclusive.

“La empresa está interesada en vender en verde, el proceso ya está en marcha para los interesados”, asegura Silva. Respecto a estos últimos, el empresario asegura que no han visto detalles de venta con ninguna compañía, hasta el momento, “porque hemos estado preocupados de echar a andar esto”, dice.

Cabe destacar que si bien el proyecto está en carpeta hace más de 10 años, Silva reconoce que la demora en echar a andar la iniciativa no estuvo en la burocracia de los permisos, sino que en la capacidad de inversión de la empresa. “Las autorizaciones están desde un principio por parte del municipio, la demora fue por parte nuestra porque teníamos que tener las boletas de garantía. Sin eso, no podíamos echar a andar el proyecto. Si bien el apoyo del municipio siempre ha estado, nosotros no podíamos invertir en ese momento. Ahora sí y esperamos que sea un proyecto exitoso”, aclara Silva, quien hace hincapié en que el apoyo del alcalde Roberto Jacob y del director de Obras Municipales, Patricio Núñez, han sido fuertes.

De hecho, Roberto Jacob en una entrevista reciente con diario El Día, señaló que la ciudad ya tiene espacio para industria, y que este sector fue estratégicamente escogido, ya que “no puedes poner industrias en cualquier parte y las que llegan, no tienen que ser contaminantes, porque lo que hoy tenemos como privilegio es nuestro medio ambiente”.

Con respecto a las 11 hectáreas restantes del proyecto completo, los empresarios aseguran que también contemplan concertarlas pronto y de la mano de Santa Elvira, pero una vez que vean el resultado de la primera etapa.

EL BARRIO INDUSTRIAL DE LA CONURBACIÓN

Con todo, la conurbación La Serena – Coquimbo cuenta hace ya 21 años con un barrio industrial donde más de 50 empresas se han instalado con sus centros de logística, bodegas y oficinas. Se trata del Parque Industrial Chañar que nació en 1996 con una inversión de 190 mil UF ($5 mil millones), monto que contemplaba 64 galpones en el diseño.

La idea, comenta Adriana Reis, administradora del parque, fue iniciativa de Sociedad Chañar S.A. de Inversiones, firma que levantó el centro operativo para las pequeñas y medianas empresas, como una solución al problema de espacio que tenía el sector urbano de la ciudad. “Esta zona ha tenido un impacto económico no menor gracias al desarrollo industrial de la región”, explica Reis.

Las empresas que ahí operan son de rubros distintos, desde la maestranza, laboratorio de análisis químicas de agua y suelo, hasta constructoras inmobiliarias, También hay firmas de obras de Ingeniería Civil, de ventas en lubricantes, de transportes, de electricidad, pesqueras, agua purificada, fábrica de muebles, mangueras de polietileno, de fumigación y aseo, de uniformes, de publicidad, de organización de eventos, distribuidora de alimentos, bebidas y de lácteos, de investigación científica en el segmento de energía, comercializadora de bombas y motores, comercializadora de plásticos, entre otros.

Así, a lo largo de estos años, el Parque Industrial Chañar ha tenido participación activa en el mundo de los negocios y en sector social. Actualmente es responsable por generar empleo aproximadamente a 500 personas.

EL CENTRO EMPRESARIAL: OTRO PUNTO NEURÁLGICO DE NEGOCIOS EN LA REGIÓN

A estas sedes de concentración industrial y de negocios en la región se suma el ya conocido edificio comercial Centro Empresarial y Negocios, ubicado en el barrio industrial entre La Serena y Coquimbo.

Pablo Bracchitta, su director, explica que el centro existe hace varios años como un lugar de oficinas, bodegaje y locales comerciales, pero desde el año pasado le quisieron dar un nuevo sentido a esta infraestructura. “Vimos que la región ha tenido malos resultados en cuanto a desempleo y crecimiento, por lo tanto quisimos tomar la bandera de lucha para levantar a la región y decidir salir a hacer un llamado a que juntos crezcamos”, dice. Así, se propusieron ofrecer las instalaciones para convocar a toda la gente y crear un ecosistema que sea capaz de crear conocimiento, crear contactos, crear redes y por supuesto generar la innovación que necesita la región para crecer. Por eso, a mediados de este año además inauguraron un espacio de Cowork para impulsar, a través de iniciativas como esta, el desarrollo de un ecosistema emprendedor sano y colaborativo.

“Todos son bienvenidos porque los necesitamos a todos, y al mismo tiempo, todos nos necesitamos. La idea es que a través de este Centro Empresarial se reúna todo este capital que tiene la región, que está medio abandonado, y juntarnos para crecer”, culmina Bracchitta.

Fuente: diarioeldia.cl